Reservar
CatalàNederlandsEnglishFrançaisDeutschEspañol

Seleccionar página
CatalanEnglishFrenchGermanSpanish

Gastronómica Bàscara y Pontós

Esta ruta la calificamos como gastronómica porque ofrece la posibilidad de comer en los restaurantes de Xiscu (El Pessebre) como en el de Carlitos (Can Carles) o en Pontós donde mi amiga Yolanda (Can Cassoletas) se desvivirá porque estéis súper bien. En cualquiera de los tres comeréis fenomenal y os tratarán mejor. El trazado del recorrido ofrece dos alternativas, una cruzando el cauce del río Fluviá a la altura de Báscara, que es viable en según qué épocas del año, aunque mojándote un poquitín y la otra utilizando un tramo de carretera para sortear dicho cauce.

El Restaurant Can Cassoletes está ubicado a tan sólo 7 kilómetros de Mas Torrencito, en medio del Alt Empordà (Girona), en un pueblo llamado Pontos, con siglos de historia y un entorno natural excelente.

“Posiblemente el mejor restaurante de comida de proximidad de Girona”: La comida de calidad y la presentacion esmerada… Comida de proximidad con un 80% de producto ecológico… Buen precio y lo mejor de lo mejor…. YOLANDA… alma máter de este negocio…. y si quieres un buen vino del Empordà… déjate aconsejar por Yoli… sabe la tira……

En el Restaurante Can Cassoletes puedes degustar exquisitos platos de cocina tradicional con toques creativos en un ambiente íntimo y acogedor. Sus principales especialidades

son los arroces en cazuelitas individuales con arroz de Pals, los bacalaos y las croquetas de ceps y parmesano, todo con productos de proximidad y un 85% ecológicos.  Cocina apta para celíacos. El Restaurant Can Cassoletes es un lugar ideal para cenas románticas y para los amantes de la cocina tradicional catalana con un toque actual. Para reservar, llamar al 972 560 634 y decirles que vais de nuestra parte. Y por cierto ADMITE A NUESTROS “NIÑOS”…

Algunas opiniones de TripAdvisor:
“Recomendable”._ Comimos en este restaurante con una caja de “La vida es bella”. Nos atendieron con mucha simpatía y saber hacer. Nos dieron unas chips, arbequinas, una ensalada con jamón de pato, unas tostadas de brandada, unas pastel de patata con butifarra negra, una cassoleta de cap i pota, una cassoleta de xai con guisantes, un flan casero y una crema de limón.  Todo lo compartimos y salimos muy contentos. Lo recomendamos si visitan Pontós o alrededores

“Magnífica Elección” ._  Teníamos un pack de regalo de “La vida es bella” y escogimos este restaurante ya que estábamos cerca y tenía buena pinta. No nos defraudó en absoluto. Sitio tranquilo, servicio agradable, precios contenidos y comida excelente. No se puede pedir más. Plenamente recomendable.

Can Carles
Situado en Bàscara, la masía del antiguo Hostal Can Vidalic fue construida en 1589 y alberga, desde hace 15 años, elRestaurante Can Carlos . Siempre fue uno de los puntos de descanso y de restauración más privilegiado del Camino Real que une las dos ciudades catalanas de Girona y Perpiñán.

Será porque descansaron y restaurar Reyes y Reinas que, cuando uno se encuentra en Can Carlos, percibe en sí mismo una sensación de bienestar y felicidad? Puede ser …

Podría ser también que las dimensiones majestuosas (pero sin ser imponentes) del antiguo edificio, las ventanas triforadas con columnas de la época y el confort del mobiliario tienen algo que ver …

Pero sobre todo, en esa sensación influyen la exquisita calidad y la noble presentación de los platos cocinados : todos realizados con productos de primera calidad y buena parte procedentes de cultivos ecológicos, confeccionados en casa cada día (ni congelados, ni envasados), con una elaboración a la vez sencilla y muy cuidada. El placer es aún más potente porque sabes que esta cocina es respetuosa con tu salud.

Evidentemente, consolida esta sensación excelente servicio familiar (pero muy profesional) que recibimos. Discreta, atenta, receptiva, la gente de Can Carlos está siempre predispuesta a compartir su pasión por la restauración, la cocina tradicional catalana y la alimentación saludable …

Será la suma de todas estas pequeñas ‘grandes’ cosas, el verdadero secreto del restaurante Can Carlos? Sí, pero también por los personajes que actúan en el escenario de Can Carlos: Carlos, el fundador, Rosa, su pareja y chef de la cocina; Meritxell, su hija formada en el mundo de la restauración y dietista de formación y el Su marido, un amable personaje Vienés que ayuda a los forasteros a sentirse como en casa. Los cuatro nos transmiten con alegría el amor por las buenas cosas y comparten las cosas (y causas) bien hechas!

Algunas opiniones de TripAdvirsor:

  • – Descubrimiento: Paramos a comer de menú y nos sorprendió la calidad de la comida. EL menú salía por unos 15 euros y tenía platos bastante buenos,de lo que comimos a destacar el pato. Buena presentación, buena calidad y buen trato. Muy recomendable
  • – Al regresar de Francia nos salimos de la autopista para intentar comer en algun restaurante de la NII. El Ipad nos indico un restaurante en Bascara, y entramos en el pueblo. El primer restaurante que vimos fue Can Carles y nos gusto el aspecto. Comimos el menu del dia y era buenisimo- Como ibamos seis pedimos diferentes platos y todos estaban fenomenal. La atencion tanto del dueño como de su hijo esmerada, y por eso digo que es sorprendente que en un pueblo pequeñito pudieramos comer tan barato, relacion calidad precio impensable, y escenario y servicio como en un restaurante de lujo.

El Pessebre.-  “Este es un pequeño restaurante en el pueblo de Bàscara cerca de su puerta amurallada en una calle con sabor ampurdanés. La cocina está bien llevada y confeccionada con platos tradicionales de la auténtica gastronom

ía catalana. Caza, corral, verduras y pescados del cercano Golfo de Rosas, todo servido con un “buen gusto” que hace inolvidable la visita. Apreciable contención en los precios y menú muy conveniente en los dias laborables. Una joya. Buena carta de postres y vinos de la zona.” .- josepcivit (Barcelona)

“Buena comida, buen trato, buen precio. Buena calidad del producto ” de la Terra”. Y mucho cariño en las recetas. Se nota.
Adaptan los platos si vas con niños lo cual se agradece un montón. Altamente recomendable para una cena tranquila, sin prisas, y para criticarlo un poco, le faltaría una terraza para el Verano

WordPress Themes