Ruta Daliana

El Triángulo Daliniano es una ruta que enlaza los tres centros neurálgicos del Empordà que permiten conocer en profundidad a Salvador Dalí, tanto en la vertiente biográfica como en la artística. El itinerario comienza en la ciudad natal del genio, Figueres, donde está el Teatre-Museu Dalí; continúa en Cadaqués, concretamente en el pequeño núcleo pesquero de Portlligat, donde está la Casa-Museu Salvador Dalí, y acaba en el término de la Pera, donde se levanta el castillo de Púbol.

Figueres es la capital del Alt Empordà y el gran centro cultural, de servicios y de comunicaciones del norte de Catalunya. El Teatre-Museu Dalí es su principal reclamo desde el punto de vista turístico, y el espacio donde se puede conocer mejor la obra del artista. Se trata de un edificio neoclásico construido entre 1848 y 1850 como un teatro a la italiana. Funcionó como teatro municipal de Figueres durante la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del XX, hasta que un incendio durante la Guerra Civil lo condenó al abandono.

Salvador Dalí lo convirtió en el Teatre-Museu Dalí en el año 1974. Como tal, reúne buena parte de la obra del pintor: impresionismo, futurismo, cubismo y surrealismo, con pinturas como Port Alguer (1924), L’espectre del Sex-Appeal (1932), Autoretrat tou amb bacó fregit (1941), Poesia d’Amèrica-Els atletes còsmics (1943), Leda atòmica (1949) o Galatea de les esferes (1952), entre otras. Su producción se mezcla con la propia creación del edificio, que el artista concibió a su vez como una gran obra de arte, con espacios interesantes, como la sala Mae West, la sala Palau del Vent, el monumento a Francesc Pujols o el Cadillac plujós.

Cadaqués es un pequeño pueblo de pescadores enclavado en pleno cabo de Creus, entre una naturaleza desatada y salvaje. El pequeño núcleo de Portlligat, al norte de Cadaqués, fue el peculiar y aislado lugar que Dalí escogió para vivir y pintar buena parte de su obra, en la actual Casa-Museu Salvador Dalí. Se trata de un conjunto de barracas de pescadores que el pintor compró en diferentes etapas desde 1930 hasta los años setenta y fue reformando y decorando durante aquellos cuarenta años dándole una estructura laberíntica, con pequeños espacios encadenados por estrechos pasillos, recorridos sin salida…

La surrealista visita recorre el taller de Dalí, la biblioteca, las habitaciones privadas, el jardín y la piscina. El conjunto intenta mantener las cosas tal como estaban cuando allí vivía el genio ampurdanés. También es interesante la bahía de Portlligat, un espacio de tranquilidad resguardado de la mar más intempestiva.

Finalmente, Púbol es un pequeño núcleo del Baix Empordà, situado dentro del municipio de la Pera, donde Dalí compró en el año 1969 el antiguo castillo medieval del siglo XI que había sido centro de la baronía de Púbol. Con esta adquisición y su reforma posterior cumplió la promesa que le había hecho a Gala de hacerla reina de un castillo. La Casa-Museu castillo Gala-Dalí de Púbol tenía que ser el refugio de la musa del pintor, que dedicó un gran esfuerzo creativo a la restauración y la decoración.

En él destacan salas como la antigua cocina convertida en cuarto de baño, el salón del piano, la colección de vestidos de alta costura de Gala, el Cadillac que perteneció al matrimonio y la cripta donde fue enterrada la musa. El castillo fue el último taller de Salvador Dalí, entre 1982 y 1984.